UGT Bankia: Presión comercial

Han vuelto los nervios, los seguimientos en Excel, “tenemos que apretar”, “Es un buen momento para comercializar productos”, “Ahora que está todo bajo, es buen momento para captar fondos de inversión” y ¿cómo no?… La presión comercial en tiempos de pandemia.

 

Estamos asistiendo al pistoletazo de salida para “salir bien en los rankings” A muchos se les está olvidando la situación por la que atraviesa el País, y que muchos de nuestros clientes están preocupados por otros temas y no aceptan de buen grado las llamadas de comercialización.

 

La comercialización del ICO está generando muchos quebraderos de cabeza, con instrucciones que cambian a lo largo de la mañana… y donde dije digo… Y nos tememos que esta “indecisión” nos está lastrando a la hora de conseguir resultados, no permitiéndonos ayudar a nuestros clientes. Nos lanzaron a la calle con precios más altos y condiciones de retenciones de importe totalmente leoninas, que no sirvió para otra cosa que para ser devorados, criticados y vilipendiados por nuestros clientes pyme/autónomo/empresas por querernos aprovechar en este momento… Y después marcha atrás…

 

 

Señor Goirigolzarri hace unos días usted dijo: “El papel de los bancos en esta crisis va a ser, en mi opinión, clave a la hora de que nuestro tejido empresarial pueda recuperar su fortaleza con el menor coste posible de puestos de trabajo” y también dijo que “Somos parte de la solución”.

 

¿Usted cree que así, con esta improvisación, vamos a ser parte de la solución? ¿Usted cree que así ayudamos a recuperar la fortaleza del tejido empresarial?

 

Desde UGT pedimos que se adecúe la política comercial a la situación actual, por supuesto que debemos preocuparnos por tratar de conseguir ventas, pero siempre desde una gestión integral y de calidad al cliente.

 

Estamos en el momento en que la Banca debe recuperar su imagen y echemos una mano a la sociedad que tanto nos ha dado, y hagámoslo bien, señor Goirigolzarri, por el bien nuestro, por el bien de los clientes y por el bien del Estado.

 

 

Tal vez sea momento de sembrar, de reforzar los lazos de confianza entre la entidad y los CLIENTES (Sí en mayúsculas) y los resultados llegarán… Cuando siembras … recoges.

 

No es momento de seguimientos comerciales diarios que nada aportan, más que presión, sí esa presión de mandar con nombres y apellidos lo que has hecho durante la jornada.

 

Esa presión de videoconferencias a las tres de la tarde, para trasladar información (poca habitualmente) y “apretar tuercas”

 

No es momento de meter presión a una plantilla que, como siempre, está teniendo una actitud y una entrega digna de mención.

 

No es momento de presionar para “colgarse medallas” Los trabajadores y trabajadoras de Bankia, se han adaptado en tiempo récord a una nueva manera de trabajar, a cambios radicales de un día para otro.

 

Nos enfrentamos a nuevos modelos de relación con nuestros CLIENTES, a nuevos modelos de trabajo.

 

Es momento de asentar esta nueva realidad, de conseguir reforzar la confianza de nuestros clientes y de dejar trabajar a la plantilla, que siempre ha dado y dará la cara en momentos difíciles.