UGT BANKIA – Tanto vendes, tanto vales

La presión en las oficinas procedentes de Bankia ha llegado a un límite inaceptable.
 
En el día de la campaña de las teles se ha pedido a los compañeros y compañeras que estén una hora antes en la oficina (a las 7 de la mañana), para teclear porque las televisiones se acaban. Y por supuesto sin fichar esa «anticipación de jornada».
 
Las Zonas hablan de cierre administrativo de las oficinas para dedicarse solo a comercialización, mientras no paran de llegar correos con carga administrativa, incidencias, seguimientos… y si no se resuelven en tiempo salta otro seguimiento… la pescadilla que se muerde la cola.
 
El resto de compromisos con los clientes, se busca su realización fuera de la jornada laboral. Eso sí… no se te ocurra ficharte más de 7 horas porque te salta otro seguimiento.
 
Otro seguimiento más que se ha remitido a las zonas es el de la situación de los cursos de formación, las ordenes son claras dejar los cursos normativos y hacer los operativos.
No consiste en hacer los cursos bien, sino hacerlos rápido.
 
La carga de formación es tan intensa que difícilmente se puede hacer durante la jornada laboral, obligando a muchos compañeros a prolongar su jornada y realizar «horas extras» no fichadas, no pagadas, no compensadas.
 
Todo bajo la presión para ser más y mejor que las oficinas de CaixaBank y que algunos puedan agarrarse a la silla y convertir su Zona en DAN. Los empleados de Caixabank no son compañeros, son rivales y tenemos que estar por encima.
 
La plantilla está harta de tanto «látigo», de falta de reconocimiento y en muchos casos falta de respeto.
 
No repitamos errores del pasado… ¿Las personas lo primero?